Virtualización de servidores sin mediación

Directrices de virtualización compilados como parte del núcleo

El mayor contraste que pone en oposición los KVM VPS y prácticamente todos los demás tipos de virtualización es el método de virtualización específico. Gracias a KVM, ya no hace falta ejecutar programas de virtualización especiales en el host – las instrucciones informáticas necesarias, a su vez, se compilan dentro del SO del servidor anfitrión. Esto reduce significativamente los recursos que el servidor tiene que dejar de lado a fin de ejecutar más aplicaciones mientras que de hecho opera de tal modo que los mismos recursos estén disponibles a las máquinas virtuales. La eliminación de este eslabón de comunicación extra también reduce el período de espera I/O, condicionando efectivamente el funcionamiento más rápido de su servidor VPS.
Virtualización de servidores sin mediación

Aprovechamiento de los recursos más efectivo

Aplicación conveniente de los recursos de servidor

En el caso común las máquinas virtuales no pueden funcionar si no hay una capa adicional entre ellas mismas y el host que se ocupe de la gestión de recursos. Lo que resulta en menor disponibilidad de recursos para las propias máquinas virtuales. Con la ayuda de los Servidores Privados Virtuales KVM, esta capa adicional se suprime, como el la secuencia de procedimientos de virtualización está siendo elaborada en el interior del sistema operacional de la máquina anfitrión. De esta manera, el conjunto de recursos ofrecidos por el anfitrión serán utilizados debidamente por los Servidores Privados Virtuales existentes. Dicha disponibilidad de recursos garantiza esta ventaja esencial que le será útil para hacer que sus sitios y aplicaciones web se destaquen de la competencia.
Aprovechamiento de los recursos más efectivo

Libertad completa del sistema operativo

Configure el sistema operativo que quiera

En la mayoría de los casos, a la hora de adquirir un Servidor VPS, no se le da otra opción sino elegir entre un número limitado de Sistemas Operacionales, por la falta de otros que sean compatibles con el software de virtualización. Sin embargo, los Servidores Privados Virtuales KVM no exigen ningún tipo de software de virtualización – estos se comunican directamente con el servidor físico. Lo que se convierte en una ventaja le da la oportunidad escoger prácticamente todo sistema operativo que sea posible ejecutarlo en el servidor en concreto. ¿Le apetece cargar la distribución BSD en su VPS? Es posible hacerlo. ¿Y a lo mejor prefiere Windows? No existe ningún problema.
Libertad completa del sistema operativo
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL